Abdominoplastia

Mejoramiento del contorno corporal

La abdominoplastia o lipectomía es un procedimiento quirúrgico complejo de reconstrucción de la pared abdominal que generalmente se combina con la liposucción. La abdominoplastia, consta de la eliminación del exceso de piel y grasa, además de tensionar los músculos de la pared abdominal asociado a la reconstrucción del ombligo, umbilicoplastia, con el objetivo final de mejorar el contorno corporal abdominal y del tronco.

¿SOY UN BUEN CANDIDATO PARA UNA ABDOMINOPLASTIA?

Por lo general las mujeres y los hombres que presentan flacidez cutánea a nivel abdominal, asociado a depósitos grasos, pueden beneficiarse de esta cirugía. Usted es buen candidato si:

  • Presenta exceso de piel o piel colgante a nivel abdominal.
  • Su abdomen protuye fuera de proporción del resto del cuerpo.
  • Presenta flacidez y debilidad de su pared muscular abdominal.
  • Tiene exceso de tejido graso localizado a nivel abdominal.

Luego del embarazo y al perder peso es común presentar flacidez, acumulación de grasa en la cintura, estrías y piel en exceso. Si usted aún no ha estado embarazada y presenta algunos de estas alteraciones, debe discutirse muy bien con su cirujano si usted es candidata a una abdominoplastia, debido a que un embarazo posterior a este tipo de cirugía afectara el aspecto estético logrado.

¿CÓMO SE REALIZA LA CIRUGÍA?

El procedimiento se realiza en el quirófano y bajo anestesia general. Usualmente se realiza una incisión horizontal en la zona púbica, extendiéndose lateralmente hacia la zona pélvica; la longitud de la misma depende básicamente de la cantidad de piel a resecar, en la medida de lo posible se intenta que la cicatriz quede oculta bajo la ropa interior o traje de baño.

Posterior a la incisión se realiza la separación de la piel de los componentes musculares del abdomen hasta la zona inferior a las costillas, se realiza entonces la plicatura muscular o tensado de los músculos hacia la línea media, dándole firmeza a esta zona y redefiniendo la cintura en el caso de las mujeres. La piel es estirada hacia el pubis, retirando el exceso de piel. Para lograr esto se requiere colocar el ombligo en la nueva posición. Se realizan suturas para mantener la nueva posición de los tejidos. Para los suturas internas utilizo materiales especiales que constan de pequeñas espículas o ganchos de amarre que permiten mantener fijos los tejidos sin desplazarse y evitando anudar. Este tipo de suturas disminuyen el tiempo quirúrgico, manteniendo la seguridad y evitan en general el uso de drenes que son tan incomodos para los pacientes.

RECUPERACIÓN

La abdominoplasita puede realizarse como procedimiento único o combinado con otro tipo de cirugías como la liposucción, lipoinyección, cirugía mamaria, cirugía facial . Cuando la cirugía es combinada, en la mayoría de los casos, se permanece bajo observación u hospitalización en la clínica durante la primera noche luego de la cirugía, al día siguiente, si todo va bien, el dolor esta controlado, se ha adquirido un poco de movilidad, los vendajes están secos, las cicatrices lucen de aspecto adecuado, es posible egresar a la residencia o sitio donde se va a pasar el postoperatorio, generalmente con las prendas de presión (fajas), medias de compresión para las piernas y medicación prescrita, que puede incluir medicamentos orales o dispositivos avanzados de analgesia por vía endovenoso que generalmente son prescritos e instalados por el equipo de anestesia y enfermería.

PREGUNTAS FRECUENTES

  • Dolor: el dolor posterior al procedimiento es leve y controlado con los medicamentos ordenados.
  • Inflamación: disminuye de manera progresiva en la medida que se realiza el drenaje linfático postoperatorio, en algunos casos puede acompañarse de masajes, esto se define según las características de las cicatrices. Es indispensable seguir atentamente las indicaciones y recomendaciones postoperatorias dadas por el cirujano para un postoperatorio confortable luego de cirugía.
  • Retorno a las actividades: Se recomienda al paciente guardar mínimo 7 a 14 días antes de retornar de nuevo a sus actividades cotidianas, lo cual se realizará de manera progresiva.
  • Ejercicio: desde el postoperatorio inmediato se estimula a los pacientes para iniciar con pequeñas caminadas en la habitación y mantener la movilidad, esto disminuye de forma significativa el riesgo de complicaciones graves como la trombosis. Este ejercicio va aumentando en duración e intensidad de forma progresiva, la meta es que a las 3 ó 4 semanas se este realizando ejercicio aeróbico, sin impacto y sin restricciones. Para realizar ejercicio físico intenso y de impacto como pesas, futbol, basketball, etc es recomendable esperar dos a tres meses luego de la cirugía.
  • Retiro de puntos: usualmente la incisión es suturada con material reabsorbible por lo cual no es necesario el retiro de puntos, en algunos sitios como el ombligo se requiere retirar algunas suturas de una a dos semanas luego de la cirugía.

RESULTADOS

Son visibles inmediatamente después de la cirugía, sin embargo el resultado definitivo se alcanza luego de 3 a 6 meses, tiempo en el que los tejidos terminan de desinflamar y la piel se adhiere a su nueva posición.

RECOMENDACIONES

  • No realice actividades como levantar pesas, ir al gimnasio o trotar durante el primer mes.
  • Consuma los medicamentos a la hora indicada, no suspenda ni se salte ningún medicamento.
  • Recuerde que los resultados de la lipo abdominoplastia son progresivos y se ven definitivamente después del 3 mes dependiendo de su capacidad de desinflamación y cicatrización propia de cada individuo.
  • Si presenta dolor exagerado, vomito, fiebre o dificultad respiratoria debe consultar a urgencias y contactar inmediatamente al cirujano.
  • Puede presentar hinchazón de manos y pies, lo cual es consecuencia de su posición en la sala de cirugía, la cual desaparecerá el el postoperatorio.