Reducción de Muslos

Cruroplastia

La reducción de muslos básicamente busca mejorar la forma y aspecto de las piernas. El procedimiento involucra la elevación del ejido descolgado de muslos y nalgas, para mejorar el contorno corporal.

¿SOY CANDIDATA A UNA ELEVACIÓN DE MUSLOS?

Usted es candidata si presenta alguna de las siguientes características:

  • Presenta exceso de piel a nivel de muslos tras una pérdida importante de peso.
  • El exceso de piel en sus muslos lo predispone al rozamiento continuo y sufra problemas de piel.

¿CÓMO SE REALIZA LA CIRUGÍA?

La cirugía se acompaña de liposucción en la mayoría de los casos. Luego se realizan incisiones las cuales son proporcionales a la piel sobrante, se realiza en los sitios donde sean menos visibles por lo general a nivel de los pliegues. La incisión puede estar ubicada solo en la cara interna del muslo cerca de la ingle o puede ser necesario extenderse al pliegue glúteo.

A través de dichas incisiones se remueve el exceso de piel y se sutura. Después de la cirugía, los muslos tendrán mejor aspecto y las cicatrices se atenúan con el tiempo.

RECUPERACIÓN

El mismo día de la cirugía el paciente es dado de alta, si la cirugía se realiza en conjunto con otros procedimientos estéticos (abdominoplastia, liposucción, etc.) la permanencia en la clínica dependerá de estos últimos. Deberá permanecer con una prenda de comprensión especial durante algunas semanas. En los primeros días debe evitar los movimientos bruscos.

PREGUNTAS FRECUENTES

  • Dolor: Existe un dolor tolerable y controlable fácilmente por medicamentos, el cual irá disminuyendo progresivamente.
  • Inflamación: Durante los primeros días posteriores sus muslos podrán verse inflamados y es posible la aparición de algunos moretones. Con el transcurso de los días y las semanas la inflamación cederá.
  • Retorno a las actividades: Luego de 10 días la paciente puede volver a sus actividades cotidianas de manera progresiva.